27 may. 2013

La prensa, los escollos y el aleph....(notas marginales sobre un aquelarre digital)


En el Primer Taller Central de Medios Cubanos en la red, se abordaron problemas medulares referentes al uso de las tecnologías de la Internet por parte de los periodistas de la región. En primer lugar, resaltó que redes sociales como Facebook y twitter no son aprovechadas con fines informativos concretos, sobre todo la baja intencionalidad de los mensajes, lo cual se da a partir de la falta de personalidad de los mismos. Pululan cuentas de twitter donde los comunicadores no dicen su nombre real. Ello genera falta de credibilidad y de valentía para sostener una opinión.
La automatización de las cuentas de Twitter por parte de los periodistas es otro flagelo que despersonaliza el trabajo y provoca que muchos perfiles se cierren, puesto que son detectados a menudo y denunciados como spam o material no deseado. Por ello se llamó a que los trabajadores se esfuercen más por llevar a cabo un uso responsable de las mismas. Esta robotización de los tweets además genera que se emitan un conjunto de mensajes, que muchas veces van en contra de la propia posición del profesional, lo cual puede resultar muy grave en materia de coherencia informativa.
En cuanto a Facebook se hizo hincapié en un uso más profesional y no limitarnos a saludar amigos y familiares, pues es nuestro deber compartir historias interesantes que también estén intencionadas y además sirvan para crear estados de opinión. En tal sentido se atacó el uso neutral de las tecnologías de la Internet, que nos hace intrascendentes y desperdicia recursos que pudieran utilizarse en difundir información.
Sobre los blogs, se destacó la creciente proliferación de los mismos, así como los excelentes trabajos periodísticos que allí aparecen, aspecto que ha generado un creciente público lector para los mismos, tanto en Cuba como en el extranjero. En ocasiones estas bitácoras han servido para potenciar la promoción de páginas web, sirviendo sus contenidos como colaboraciones de nuevo tipo, con un lenguaje más fresco y personalizado. Sin embargo, aún existen blogs que pierden espacio por replicar contenidos de las web u otras bitácoras, acción que es penalizada por los motores de búsqueda, léase google. La falta de preparación a la hora de concebir una página personal, deviene en el principal escollo, pues aún son muchos quienes permanecen en la era analógica y que deben integrarse al mundo digital.
Como punto central se hizo mucho hincapié en que hay dos maneras de mejorar nuestro impacto en la red, la primera es con muchos recursos, lo cual no está a nuestro alcance obviamente. La segunda es dedicándole tiempo al estudio y preparación de los mensajes, un elemento que se ha potenciado desde las aulas universitarias y que eventos como el Primer Taller Central de Medios ayudan a lograr. En mi opinión además de todo lo allí expuesto, creo que debemos irnos preparando para un futuro donde los cubanos tengan Internet y puedan acceder a diferentes fuentes, para informarse e informar a su antojo. Tales fenómenos, propios de la llamada web 2.0, están a la vuelta de la esquina por lógica elemental, y serán el reto principal al que se verá abocada la prensa cubana en este siglo XXI.