31 jul. 2013

Blogosfera Cuba, nuestro proyecto de país

Entrevista de la sección “Un toque”, con Harold Cárdenas Lema, profesor de filosofía de la Universidad de Matanzas y uno de los autores del blog La Joven Cuba. Segunda emisión, 13 de julio del 2013, tema central: los jóvenes cubanos y el internet.
 
La Joven Cuba clasifica quizás como una de las esquinas de discusión más calientes de la blogosfera nacional. Sus autores han debido enfrentarse no sólo a la intolerancia del enemigo externo, sino a los criterios limitados y extremistas de elementos de la burocracia interna. Durante mucho tiempo estuvieron bloqueados, sin poder administrar su propio blog. Fue en medio de este conocido “explote” y de la solidaridad de algunos de los más importantes autores de bitácoras cubanas, cuando los mosqueteros de La Joven Cuba demostraron su valentía. Nunca dejaron de bloguear, mucho menos de defender la razón que los define: la verdad nunca es contrarrevolucionaria. Con uno de ellos, Harold Cárdenas, dialogamos en el espacio @radiocaibarién, joven profesor de filosofía de la Universidad de Matanzas, que se declara abiertamente socialista y defensor del legado de la figura histórica de Antonio Guiteras.
Mauricio Escuela: Buenas tardes, bienvenido a @radiocaibarién, ¿Harold, cómo surge este blog?
Harold Cárdenas: En primer lugar quiero saludarte a ti Mauricio y a la audiencia. El blog surge como una necesidad que teníamos de expresar algunas opiniones en la web, algunos matices que nosotros considerábamos que no se reflejaban en internet.
ME: Luces y sombras de ese desempeño como blogueros…
HC: Las luces de la Joven Cuba serían la satisfacción del deber cumplido, hacer algo en lo que uno cree. Y las sombras serían los típicos momentos de altibajos y contradicciones, que ahora con el surgimiento de Blogosfera Cuba, parecen estarse resolviendo.
ME: ¿Por qué “La Joven Cuba”, tiene que ver el nombre con la línea temática del blog?
HC: Por supuesto. Claro cuando le pusimos el nombre no teníamos ni la más mínima idea de cuán lejos iba a llegar la influencia de dicho título sobre nosotros mismos. Ahí está el espíritu de la organización revolucionaria de la década del treinta del siglo pasado, de antiimperialismo, patriotismo y de búsqueda de una sociedad socialista. Y también de las incomprensiones que tuvo que sufrir el propio Guiteras en su época.
ME: Me hablabas de incomprensiones que Guiteras sufrió en su época, ¿cuáles han sido las principales incomprensiones que han confrontado ustedes como jóvenes blogueros?
HC: Incomprensiones son muchísimas, pero al final todas son provocadas por un temor, por un desconocimiento de qué es la blogosfera y la reticencia a reconocer este fenómeno como algo bueno, y que puede ayudar a la sociedad cubana. Mientras más se conozca y se vea como algo natural, menos temor y menos contradicciones.
ME: ¿Cuál es la relación que tiene la juventud cubana con el internet y las nuevas tecnologías?
HC: Es su momento histórico, le toca esa relación. Lo cual es traumático en Cuba, por las carencias que conocemos. Y sin embargo los jóvenes necesitan ese vínculo, que puede ser positivo o negativo en dependencia de cómo se use y de cómo se eduque a los internautas. Si alguien las ve como un peligro o una amenaza, les digo que las tecnologías son algo inevitable. Verlas como un peligro es poner en peligro la relación de los jóvenes con internet. Creo que una mirada correcta redunda en una juventud preparada y que sepa usar estas herramientas en un proyecto mejor de país.
ME: Ustedes son unos de los blogueros más activos y que además están participando en este proyecto que es el surgimiento de Blogosfera Cuba, ¿qué papel tendrá esa comunidad en el país y en esa juventud ansiosa por acceder a las redes?  

HC: En la blogosfera cubana existen muchas comunidades, en estos momentos se está organizando una comunidad que se llama Blogosfera Cuba, que no implica a todos los actores en tal sentido, pero sí a una buena cantidad de ellos. Estamos tratando de hallar principios que logren la inclusión de las personas, la participación. Un clima lo más horizontal posible, lo más abierto, transparente y democrático. Al final esa comunidad es un reflejo de cómo quisiéramos que fuese la sociedad cubana de manera general. Nuestras reglas de cómo deseamos que sea el país.
ME: ¿Hasta ahora cómo marcha el proyecto, ha cumplido tus expectativas y las de los demás jóvenes o todavía tiene mucho trecho por andar?
HC: El proyecto está naciendo, y ya tiene un buen recorrido. Lo sorprendente es la necesidad que tiene mucha gente de sentir que participa de él.
ME: Muchas gracias Harold, te esperamos en próximas emisiones.
HC: Gracias a ti, cuenten conmigo.