31 jul. 2013

La utopía se busca a sí misma


Entrevista con Enrique Ubieta, director de la revista La Calle del Medio y autor del blog La Isla Desconocida, para la sección Un toque de @radiocaibarién, emisión del 27 de julio de 2013.
Para hacer activismo en pro de una causa se necesita una dosis exacta de dos ingredientes: pasión y conocimiento del tema. Quizás por eso el blog La Isla Desconocida que administra Enrique Ubieta se ha transformado en un espacio donde se polemiza sobre política, identidad nacional, soberanía y cuestiones afines. El autor de esta página, director además de la revista La Calle del Medio, es una suerte de periodista-filósofo-bloguero que sin perder la usual irreverencia de las bitácoras, dirige sus disparos de forma certera a través de las trincheras de la red de redes. Además, se asume como “hombre de búsquedas constantes”, de ahí el título del blog: un espacio que intenta mostrar en cada post una cara diferente de la realidad cubana.   
Mauricio Escuela: Buenas tardes, cómo está Enrique.
Enrique Ubieta: Bueno, muy bien, muchas gracias.
ME: Quisiera que empezara contándonos cuándo y por qué nace este blog.
EU: El blog surge en el año 2009, el 26 de mayo se publicó el primer post. Para mí fue un descubrimiento la posibilidad de tener un espacio donde yo escribir y compartir, pero además para defender las ideas en las que creo. Un debate intenso, que se produce en Cuba y fuera de ella, entre la izquierda y la derecha, el capitalismo y el socialismo, la revolución y la contrarrevolución. Todos son términos válidos, vigentes.
ME: ¿Su nombre, La Isla Desconocida, re refiere a una intención abierta de brindar una visión otra de Cuba, quizás más alternativa a los medios tradicionales?
EU: Esa es una interpretación válida, que por supuesto yo trato de enarbolar. Pero La Isla Desconocida es un cuento de Saramago, que yo conocí cuando la Revolución Cubana cumplía cuarenta años y debía participar en un evento en Casa de las Américas, al cual acudía Saramago. El cuento trata sobre un asunto muy singular, sobre un hombre que construye un barco soñando con encontrar una isla desconocida, y le pone de nombre a la nave La Isla Desconocida. Cuando escribo el texto para el encuentro lo nombro así mismo, y trato de significar que esa isla y ese barco simultáneamente eran la isla de Cuba. Era como si la utopía fuera un barco y estuviese buscando a la utopía, o sea a sí mismo. Esa metáfora a Saramago le gustó, conversamos sobre eso, incluso él quería publicar su cuento con mi texto. Esto último nunca se realizó, pero dio  nombre a mi blog.
ME: ¿Cuáles son los temas que trata habitualmente en este blog?
EU: Es un blog en el que yo me revelo como soy, discutiendo sobre política, la identidad nacional, los caminos de país, los caminos simples del ser humano.
ME: ¿Cuáles polémicas descollan entre las libradas a partir de su blog?
EU: La polémica es una de las maneras de reflexionar que tienen las personas, en esas discusiones lo que puedo decirte es que yo elijo las personas con las que discuto. No polemizo con cualquiera. Hay lectores que objetan lo que yo digo, y yo simplemente no les hago caso. Discuto con ellos, porque me permiten encontrar a su vez a terceros lectores, como algunos ideólogos de la contrarrevolución. Hayo otros debates que son diferentes, los culturales y estos surgen por la propia existencia de una diferencia de criterios que puede es natural. Y finalmente a veces uno emite criterios sobre las cosas que cree y alguien responde dentro del propio país, no es precisamente una persona contrarrevolucionaria, no se trata de un enemigo, pero también estás obligado a responder. Yo creo que el carácter polémico de lo que escribo, no está sólo en el momento en el que le contesto a alguien, sino también en el instante que propongo ideas.
ME: ¿Qué relación existe entre la revista y el blog?
EU: La revista tiene un estilo más light, trata temas cotidianos, en ese caso yo estoy buscando un lector muy general, que puede ser lo mismo un ama de casa que un estudiante, el blog se dirige más al mundo intelectual.
ME: Quisiera que nos contara para finalizar acerca de su últimos post.
EU: Fíjate el post último que escribí, se llama Imitadores del ser y la nada, es algo que tenía en mente y quería sacar hace rato. Me impactó cuando se hizo el evento en homenaje a Hemingway en Finca Vigía, de pronto aparecieron tres o cuatro personas que se vestían como el escritor norteamericano y no se sabría cuál de ellos era el verdadero. Eran idénticos. Después pensé en los que imitan a Elvis Presley y todos los años concursan. Y entonces allí caigo en el tema de los imitadores, pero que lo son más de estilos de vida. May banales. Esos cantantes que manejan el último modelo de auto, llevan tres cadenas en el cuello, una abultada billetera, y siempre va con ellos una muñeca Barbie, una muchacha que a su vez imita a las Barbies. En realidad buscan parecerse en el tener, y no en la cultura en el ser. Y sobre esto reflexionaba en el último artículo del blog.
ME: Muchas gracias a usted Enrique Ubieta, por acompañarnos en @radiocaibarién.
EU: Gracias a ustedes.